usuario: clave:

Nuestra Señora del Rosario

detalle

Fiestas de Nuestra Señora del Rosario

Las fiestas grandes de Medina de Pomar son las de Nuestra Señora del Rosario, que se celebran el primer y segundo fin de semana de octubre.

La Virgen del Rosario, patrona de la ciudad, es la representación medinesa por excelencia, y ninguna fecha del calendario local alcanza el relieve y significado como son los primeros días de octubre. La Reina del Cielo congrega oraciones y sentimientos, esperanzas y consuelos; fervor religioso.

Virgen del Rosario Virgen del Rosario Virgen del Rosario

El 7 de octubre de 1751 la iglesia de Santa María del Salcinal, denominada así por los muchos sauces que crecían en las márgenes del Trueba, pasó a llamarse Nuestra Señora del Rosario y se convirtió, mediante el voto realizado por el Ayuntamiento medinés y consultado el Condestable Iñigo II Fernández de Velasco, en la patrona de la localidad en honor a la victoria de la batalla de Lepanto.

La Patrona, sus mantos y vestidos

La primera imagen de la Virgen fue vendida con otras del siglo XIV. Era de estilo románico, bien decorada y conservada, sentada y con el Divino Niño sobre su rodilla izquierda sosteniendo en su mano el mundo.

En la actualidad, la imagen de la patrona medinesa es del siglo XVIII, tiene al Niño Jesús en sus brazos y preside el altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario en una hornacina central. La talla fue regalada por el insigne benefactor medinés don Agustín Villota, que la trajo de Cádiz en torno al tercer cuarto del siglo XVIII. No tiene más que rostro, manos (como fue común en esa época) siendo la talla del niño más completa.

La Virgen posee tres vestidos. El “burgalés”, donado por las monjas Clarisas de Castil de Lences, es el de más profusa ornamentación y colorido, a base de tres tonos de violeta, otros tantos de naranja, rojo carmín, verde esmeralda, oro y plata y con el logotipo o anagrama mariano.

El “vestido madrileño” fue confeccionado en un taller de Madrid. Está compuesto por falda, cuerpo y manto en seda color marfil de gran prestancia y calidad. La ornamentación principal la constituye el logotipo mariano sobre la falda, bordado con hilo de oro. Fue donación de una conocida familia medinesa.

Y el tercer vestido, “el vestido alicantino” fue bordado y montado en Alicante entre los años 1990 y 1991 y donado por la Madre Teresa de Jesús, religiosa Salesiana del Sagrado Corazón de Jesús. Está compuesto por falda, cuerpo y manto con abundantes decorados con motivos vegetales, el primero y último, y perfilado con hilo de oro y pasamanería, el cuerpo.

Caminando al amor de tu chopera
He llegado, Señora, hasta tus puestas,
Porque se que las tienes siempre abiertas
Para quien viene aquí con fe sincera.

He gozado la paz de tu pradera
Y he aspirado el aroma de las huertas
Porque sé que una madre aquí me espera.

Dichoso el caminante que comprueba
Que aún hay paz y silencio junto al Trueba
Detengo mi andadura para verte.

Y vengo a visitar tu Santuario
Porque tengo ansias locas de quererte,
Mi medinesa Virgen del Rosario.

Fiestas de Nuestra Señora del Rosario

Desde el año 1980 es tradición que el Ayuntamiento convoque un concurso público para la elección del cartel de fiestas. El ganador es premiado económicamente y será la imagen del programa y los carteles anunciadores de las fiestas.

El primer sábado de octubre se lleva a cabo el pregón anunciador de dichos días festivos. Las autoridades y el pregonero/a llevan a cabo el izado de banderas, la proclamación de las damas, la lectura del pregón, el saludo del alcalde y el himno a Medina interpretado por la Banda Municipal de Música “Carmelo Alonso Bernaola”. Posteriormente se lanza el chupinazo anunciador del comienzo de las fiestas del Rosario.

A partir de aquí, Medina se envuelve en un ambiente festivo que dura varios días donde se llevan a cabo verbenas, misas y actividades organizadas por las diferentes peñas y el Ayuntamiento medinés.

Otro de los eventos más destacados dentro de las fiestas es la feria taurina, tradición que viene de principios de siglo XX. Corrida de toros, novillada, festejo de rejones y una becerrada por parte de las peñas completan la celebración de estos festejos.

Las Peñas

Durante todas las fiestas, las peñas se echan a la calle con sus vestimentas y blusas y acompañados de sus charangas que, con su música, animan a toda la ciudad con sus pasacalles.

Día de las Peñas y los Casados

Quizás, éste es uno de los días más célebres de todas las fiestas del Rosario. Se celebra el primer martes después del primer fin de semana de octubre. Las peñas se disfrazan y por la tarde participan en la becerrada.

Festividad Nuestra Señora del Pilar.

Y por si no fuera poco, el segundo fin de semana del mismo mes se celebra la festividad de Nuestra Señora del Pilar, donde no se hace tregua y se realizan actividades para todos los públicos.

Por último, el día del Pilar se celebra el “Pobre de mí” en la plaza Somovilla. Se queman los pañuelos de los peñistas, se pone fin a las fiestas de Nuestra Señora del Rosario y se empieza con la cuenta atrás para las del próximo año.

Aviso Legal Aviso Legal.

- ILUSTRE AYUNTAMIENTO DE MEDINA DE POMAR - © Año 2012 -

Plaza Mayor 1 - 09500 - BURGOS

Tfno: 947 191 222 - 947 190 707 - Fax: 947 191 554

E-mail:

® AtinaMedia Iberbanda.